Tamar Shuali, co-directora de la Cátedra Simone Veil para la Prevención del Antisemitismo afirma que “Es un deber de toda la sociedad democrática e inclusiva luchar contra el antisemitismo ”

Tamar Shuali
Tamar Shuali ayer Valencia

El antisemitismo e intolerancia están en auge en España y en Europa”

ENTREVISTA A:
Tamar Shuali Trachtenberg,  Co-directora de la Cátedra Simone Veil para la Prevención del Antisemitismo, el Racismo y la Promoción de la Interculturalidad.

Tamar Shuali Trachtenberg nació en Israel y en la actualidad vive en España. Su madre sobrevivió al Holocausto cuando apenas tenía 10 años. “Nunca perdió la fe y la confianza en la bondad del ser humano”, nos cuenta Tamar. Su padre, nació en la Palestina ocupada por los británicos, formó parte del movimiento juvenil T’nuá Gordonia de Kiriat Haim, luego luchó en el Palmaj “era el hombre más noble, generoso y sionista que  he conocido hasta hoy en día”. Recuerda que su padre le decía que “el riesgo de tratar al otro con otra vara de medir es que mañana seas tú el otro y te traten a ti con esa misma vara de medir”.

Tamar destacó desde muy joven por su vocación social, la educación y su lucha permanente por la convivencia la paz, y el activismo juvenil. En su etapa en el ejército israelí sirvió como educadora social para favorecer la integración de quienes hacia aliá y para el desarrollo comunitario de comunidades en las periferias de las grandes ciudades. En su época estudiantil lideró en Jerusalén una ONG de jóvenes educadores israelíes y palestinos que promovía el diálogo y la Paz mientras acaba sus estudios de grado y máster en la Universidad Hebrea de Jerusalén. En aquella etapa conoció en un acto de la embajada de España un gallego que le robó el corazón para seguir su trayectoria en Sefarad.

Tamar Shuali Trachtenberg es codirectora de la Cátedra Simone Veil para la Prevención del Antisemitismo, el Racismo y la Promoción de la Interculturalidad, de la Universidad Complutense. Doctora en Teoría de la Educación y profesora en la Universidad Católica de Valencia y directora del Instituto Europeo de Educación para la Cultura Democrática. 

¿Cómo surge la cátedra Simone Veil que codirige y qué balance realiza en su primer año?

La cátedra es la culminación de una trayectoria profesional y de un compromiso ético. Es también la constatación de que, en Europa, y concretamente en España, el antisemitismo y la intolerancia todavía existe. La cátedra surge desde el compromiso con los valores europeos y con la interculturalidad y su creación es en buena parte gracias al apoyo de la FCJE y de su presidente Isaac Benzaquen que tenía claro que hemos de aportar como judíos al fortalecimiento del carácter pluralista e inclusivo de la sociedades Europa, siguiendo los valores que encarnó la primera mujer judía presidenta del Parlamento europeo, Simone Veil. Valores que hablan de la defensa de las minorías y la dignidad de cada persona. Ha sido muy importante para mí la creación de la cátedra Simone Veil por los valores que representa Simone Veil como judía, como europea y como mujer.

¿Qué papel juega la cátedra en la lucha contra el antisemitismo?

Desde la Cátedra estudiamos y analizamos el antisemitismo. Organizaciones como por ejemplo Movimiento contra la Intolerancia y otras son quienes abordan sobre el terreno las denuncias de cada caso. Tratamos de visibilizar y dar a entender cómo surge el antisemitismo. Nos esforzamos en hacer entender que el antisemitismo depende de su arraigo y no depende de la acción de los judíos. Aunque no hubiera judíos en España habría antisemitismo. Nosotros nos dedicamos a estudiar y explicar el fenómeno antisemitismo en sus diferentes facetas, desde sus inicios y diferentes dimensiones. También intentamos explicar este fenómeno a raíz de la realidad actual y el contexto del Estado de Israel.

Debemos ser conscientes de que haga lo que haga el Estado de Israel, el antisemitismo se desarrolla al margen de las actuaciones. El atribuir a las comunidades judías en Europa la responsabilidad para las actuaciones del Estado de Israel es un acto de antisemitismo y lo acabamos de ver en Barcelona. Acabamos de ver también expresiones antisemitas basadas en la ignorancia e incluso y la falta de concienciación de los propios periodistas como por ejemplo se produjo la semana pasada en Barcelona. Ha sido realmente indignante ver como el propio periodista intentó establecer relaciones de causa efecto entre la ocupación israelí y las pintadas en la sinagoga y aún peor asociar entre las actuaciones del Gobierno de Israel y los miembros de la Comunidad Israelita de Barcelona.

 

Tamar Shuali
Tamar Shuali durante una ponencia en Valencia ayer

El liderazgo de la mujer dentro del diálogo intercultural e interreligioso tiene que ser una tarea de todos

¿Es posible acabar o algún día veremos el final de antisemitismo?

El antisemitismo no desaparecerá en tanto no desaparezca la condición del ser humano al odio al otro. Tenemos que concienciar que la lucha contra el antisemitismo no solo es un tema que afecta a los judíos. Es un deber de toda la sociedad democrática e inclusiva luchar contra el antisemitismo, desde la misma manera que hay que luchar contra la islamofobia o el antigitanismo. La gran diferencia del rechazo del antisemitismo respecto a otras formas de rechazo es que el odio a los judíos acabó en el genocidio y la ejecución sistemática de más de seis millones de niños, mujeres y hombres. Existe un arraigo y trayectoria de antisemitismo en la sociedad que requiere de una serie medidas, de mayor amplitud.

Hay un aspecto que usted trabaja permanentemente, el diálogo interreligioso e intercultural. ¿Piensas que es el camino para la paz?

Es necesario, pero no suficiente. Las personas que están dispuestas a dialogar ya vienes con predisposición. El reto verdadero es la implicación de las personas que se oponen al dialogo y hay que romper con la ignorancia construyendo puentes. La única forma para alcanzar la paz es mediante la educación y mediante el desarrollo de una mirada crítica en los individuos para que reconozcan sus sesgos y prejuicios. También es necesario endurecer la legislación de manera más punitiva contra cualquier intento en contra la integridad física y moral de la persona, por ejemplo, los discursos de odio y la agresión que sufren las diferentes confesiones minoritarias y otros colectivos vulnerables.

El diálogo intercultural e interreligioso es importante, pero para que sea efectivo tiene que haber dos aspectos importantes. Un diálogo religioso pluralista y abierto que permita la interacción entre los miembros de las comunidades y que trascienda más allá de quienes representan las estructuras jerárquicas de las instituciones religiosas. También hay que fomentar el dialogo entre las personas que forman las comunidades, visibilizando las distintas voces y construyendo una vida comunitaria rica.

¿Es importante un mayor liderazgo de la mujer en las comunidades religiosas?

Es importante dar visibilizar a la mujer. Su liderazgo y relevancia es una tarea de todos. No solo podemos implicarnos las mujeres para alcanzar la igualdad de trato y de oportunidades en el ámbito religioso. La equidad tiene que ser un valor promovido como sociedad por todos. Al igual que el antisemitismo es una tarea de judíos y no judíos, el liderazgo religioso y el reconocimiento en el derecho de la mujer a ocupar espacios de poder dentro de sus comunidades ha de ser una tarea de todos y no solo de mujeres. La visibilidad y liberación de la mujer es la expresión del pluralismo religioso y una manifestación del hecho de que la identidad religiosa existe más allá de lo establecido por la ortodoxia tradicional. De hecho en diversas sinagogas no ortodoxas nos encontraremos mujeres que ejercen de rabino o que lideran la vida religiosa comunitaria.

Tamar Shuali
Tamar Shuali

La mujer este donde este tiene su propia voz y conocer esa voz es tan importante o más si pretendemos ser una sociedad que aboga por los valores democráticos y la dignidad de la persona

¿Queda mucho por avanzar en el poder de las mujeres en las religiones?

Hay que hacer un trabajo de fondo demostrando desde dentro la capacidad y valía de las mujeres. No estamos visibilizando la labor de las mujeres. Debemos ponerlo como una prioridad en la agenda como hace “Las mujeres por la paz”. Tenemos que partir de aquello que nos une y creo que es necesario visibilizar más mujeres que lideren las diferentes corrientes religiosas.  Hay un trabajo de fondo que tenemos que desarrollar en la puesta en valor del liderazgo religioso de las mujeres.

La mujer esté donde esté tiene su propia voz y conocer esa voz es tan importante o más si pretendemos ser una sociedad que aboga por los valores democráticos y la dignidad de la persona. Cada uno y una somos únicos y nuestra labor es reconocer su identidad. Hay dos principios de valor universal que son la dignidad de la persona. No hay nada más sagrado en el judaísmo que la dignidad de la persona.

También en el artículo 2 del Tratado de la Unión Europea se recoge que la UE se fundamenta en los principios de la dignidad de la persona y los derechos humanos. El otro principio es el de pertenencia, el de formar parte en la construcción de una comunidad que fomente estos valores. La gran aportación del proyecto de la UE y la visión de Simone Veil, judía y superviviente del Holocausto, es esta lucha de crear espacios de reconocimiento a las minorías.

¿Qué  futuro le espera a las minorías?

Nosotros luchamos por los valores democráticos, desde el respeto a las minorías. Los principios de la democracia son el Estado de ley y la defensa de los derechos de la minoría, dada su vulnerabilidad. Hemos de hacer un esfuerzo para evitar las miradas racializadas y comprender que cada persona tiene múltiples dimensiones y la espiritualidad es una de ellas. Como judíos entendemos que nadie tiene el monopolio sobre tu interacción con el creador. Cada uno tenemos nuestra forma de dialogar y ejercer la fe, y es algo que tenemos integrado en nuestra tradición judía y en el Talmud.

La gran aportación del proyecto de la UE y la visión de Simone Veil, judía y superviviente del Holocausto, es esta lucha de crear espacios de reconocimiento a las minorías

¿Qué destacaría de las jornadas del 11 de mayo que organiza la Cátedra Simone Veil en Madrid?

Son un hito por la gran acogida que está teniendo en la Comisión Europea y en el Parlamento europeo. Es una presentación de la Cátedra de Simone Veil para la celebración del día de Europa. UE en vísperas de la presidencia española en Madrid. Las hemos denominado “Unidos en la diversidad” y la idea es visibilizar la labor de Simone Veil como mujer judía que aboga por los valores europeos, coincidiendo con la celebración del día de Europa. También daremos protagonismo a los jóvenes y conoceremos un estudio vanguardia sobre la enseñanza de la Shoá en la UE. Tendremos mesas de debate de jóvenes en el contexto de las universidades con diferentes colectivos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

MAROM CONNECT
Espacio Cultural Judío en España

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad