Marom Connect

Documentando el Holocausto por balas, una carrera a contrarreloj

Yahad In Unum

El encuentro se produce con Marian, nacido en 1931 y es uno de los últimos testigos oculares de los crímenes contra los judíos en el pueblo polaco de Grabowiec. Este encuentro estaba previsto para el lunes por la mañana de la segunda semana de diciembre de 2022. El día era soleado, aunque muy frío y todo el pueblo estaba envuelto en una gruesa capa de nieve. El anciano invitó al equipo de Yahad In Unum al interior de su casa donde rápidamente se instaló todo lo necesario para la entrevista.

Él pacientemente respondió a todas las preguntas, primero recordando como era Grabowiec antes de la guerra y sobre los judíos que ahí vivieron, alrededor de 2,000. Nos contó sobre la sinagoga de madera donde los judíos solían reunirse para cada Shabat y cómo los niños judíos y no judíos iban juntos a la escuela.

Su tono de voz cambió ligeramente cuando empezó a hablar de la guerra, primero la ocupación soviética y luego la alemana, la violencia, el miedo y la persecución.

“Recuerdo que el gueto estaba ubicado en las calles Kozia, Rzeczna y Jatkowa. Los alemanes los obligaron a trabajar y poco a poco trajeron más gente de los alrededores. La casa de mi familia no estaba muy lejos”, señaló con la mano. “Un día vi a través de la ventana de mi casa cómo los alemanes conducían a todo el grupo a un prado, tras lo cual ordenaron a todos que se tumbaran. Le dispararon a un chico judío, luego caminaron un poco más, dividieron al grupo en dos partes, hicieron que los primeros diez se arrodillaran y les dispararon en la nuca; luego hicieron lo mismo con el resto del grupo. Después de la ejecución, llegaron otros judíos y tuvieron que cavar una fosa para enterrar los cuerpos. Sin embargo, después de un tiempo, los cuerpos fueron trasladados al cementerio judío en Grabowiec”.

Marian explicó cuidadosamente cada detalle de este crimen, que vio desde la perspectiva de un niño de 10 años. “Más tarde, en 1942, reunieron a todos los judíos en el mercado. Mujeres, hombres y niños se sentaron allí durante la noche con bultos, vigilados. Por la mañana los llevaron a la estación de tren a Miączyn, en vagones”. – continuó su relato sobre el destino de los residentes judíos de su aldea.

Es uno de los testigos cuyo relato recopiló la organización francesa Yahad In Unum, fundada en 2004 por el sacerdote católico Patrick Desbois. Su misión es documentar el Holocausto en Europa Central y Oriental mediante la recopilación de relatos de testigos, principalmente de no judíos, y la localización de sitios relacionados con el genocidio contra el pueblo judío.

El objetivo de este singular programa de investigación es registrar y documentar el “Holocausto por balas”, término acuñado por el Padre Desbois. Se refiere al asesinato de judíos ucranianos durante la invasión de la Unión Soviética por parte de la Alemania nazi entre 1941 y 1944. La mayoría de esta comunidad fue asesinada por los Einsatzgruppen (unidades móviles de exterminio que operan en el Este). Por ejemplo, la masacre de Babi Yar, una ejecución masiva de 33.771 judíos de Kiev perpetrada entre el 29 y el 30 de septiembre de 1941, se ha convertido en una representación asesina de este Holocausto en el Este de Europa.

La organización Yahad-In Unum ha ampliado sus actividades con el tiempo para cubrir también los territorios de Bielorrusia, Rusia, Polonia, Lituania, Letonia, Estonia, Rumania, Moldavia y Eslovaquia. Hasta la fecha, Yahad ha recopilado más de 7500 testimonios y localizado más de 3000 sitios de matanza en estos países.

Los crímenes contra los judíos cometidos por los nazis y sus ayudantes se llevaron a cabo a plena luz del día, frente a testigos no judíos, alrededor de pueblos y aldeas, en campos, bosques o cementerios judíos. El padre Desbois escribe más extensamente sobre esto en su libro A plena luz del día: los procedimientos secretos detrás del Holocausto por balas.

Patrick Desbois

Para su misión número 44 en Polonia, el equipo de Yahad llegó a Grabowiec, un pueblo al sur de Lublin, Polonia, en diciembre de 2022. En total, el equipo realizó 22 entrevistas en 15 pueblos durante este viaje de dos semanas. Esta fue una investigación posterior en la región; de hecho, fue en la provincia de Lublin donde el padre Desbois comenzó a recopilar testimonios en Polonia en 2010. En el contexto de los acontecimientos en la Polonia ocupada, 2022 marcó el importante 80 aniversario del inicio de la Operación Reinhard, un plan para el genocidio de judíos polacos confinados en guetos dirigidos por la Alemania nazi.

Por razones obvias, las misiones de investigación de 2022 de Yahad no pudieron continuar en Ucrania, Rusia o Bielorrusia, por lo que la organización se centró principalmente en investigaciones sobre la vida y la muerte de las comunidades judías en Polonia y los Estados bálticos. La organización también participa en iniciativas que documentan otros crímenes masivos: el genocidio romaní, la matanza en Guatemala o el genocidio yazidí.

Antes de que el equipo de Yahad haga el trabajo de campo propiamente dicho, se lleva a cabo una investigación de archivo en profundidad en documentos soviéticos, archivos alemanes y polacos. Cada viaje cubre un área específica de la ocupación, lo que permite determinar qué unidades estaban estacionadas en un área determinada, estimar el número de víctimas y lugares de ejecución, y determinar la cronología de los hechos con un enfoque microhistórico. Esto permite una comprensión del contexto local de la vasta maquinaria del Holocausto.

Cada viaje de investigación dura unas dos semanas. El equipo se divide en dos grupos. Unos son investigadores que, con base en información de archivo, buscan testigos y establecen el primer contacto; y, por otro lado el equipo entrevistador :el entrevistador, dos traductores, un anotador, un camarógrafo y un fotógrafo.

El depósito de testimonios de Yahad es una colección única adquirida a través de una metodología de entrevista específica que se centra en la reconstrucción de la escena del crimen. El objetivo es obtener relatos de primera o segunda mano, con especial atención a lo que la persona vio o escuchó. La violencia contra el pueblo judío sucedió a menudo frente a estas comunidades locales y, a veces, también con su complicidad.

Cuando es posible, después de una entrevista en casa, el equipo acompaña al testigo al lugar para comprender mejor la topografía de los hechos. Marian accedió de inmediato a mostrarnos todos los lugares de los que nos habló durante la entrevista de dos horas, a pesar de la temperatura exterior bastante fría. La ejecución de 20 judíos en Grabowiec, que detalló en su entrevista, confirma la información de los archivos sobre 20 víctimas asesinadas en el verano de 1941, poco después del ataque alemán a la URSS. El cruce de fuentes de archivo y testimonios orales es una parte crucial de la metodología de Yahad.

Los hechos posteriores que recordó esta testigo tuvieron lugar como parte de la Operación Reinhardt en la región. En Grabowiec por ejemplo la deportación principal tuvo lugar el 8 de junio de 1942. Trató de describir todo con gran detalle, a veces dibujaba con su bastón en la nieve el lugar de los hechos. Varios de esos lugares de matanza se encontraban a pocos kilómetros de este pequeño pueblo.

Otra de las entrevistadas fue Stanislawa, nacida en 1928 que habló de su amiga judía Bluma Morgenstein con la que fue a la escuela antes de la guerra, también recordó a sus vecinos Simcha y Pinia. También habló sobre el asesinato de un grupo de judíos en las afueras del pueblo, no lejos de su casa. Su padre fue asignado para enterrar sus cuerpos. Este era uno de los grupo de los que intentaron esconderse después de la deportación, pero fueron encontrados y asesinados en los alrededores. Las víctimas tenían que desnudarse antes de ser asesinadas, y la administración local les quitó la ropa. Es difícil estimar el número exacto de judíos que fueron asesinados y enterrados en ese lugar, ya que tales asesinatos se repitieron en varias ocasiones. Este es otro lugar de entierro de víctimas judías que aún no está marcado hasta el día de hoy.

El asesinato masivo de judíos que vivían en el área del Gobierno General (región nazi de la Polonia ocupada llamada Operación Reinhardt) comenzó en Lublin en marzo de 1942. Las deportaciones se llevaron a cabo de manera sistémica, con un escenario de eventos similar. Primero se reunía a los judíos en un lugar y luego se los conducía a la estación de tren más cercana. Les robaron sus pertenencias y objetos de valor. Luego se cargaron en un tren, donde se alojaron hasta cien o más personas en un solo vagón. Las condiciones extremas, el hacinamiento y la falta de agua hicieron que hasta el 20 por ciento de las víctimas murieran antes de llegar al campo de exterminio de Belzec o Sobibor. Durante las operaciones de deportación, también se fusiló a los judíos; unos en sus casas por no poder salir al lugar de reunión, otros camino a la estación porque no tenían fuerzas para seguir a pie; y algunos, incluidos ancianos, mujeres y niños, murieron en tiroteos cerca de las vías porque los perpetradores consideraron que no eran aptos para el transporte. Según algunos relatos recopilados durante la investigación, hay un lugar de enterramiento de judíos asesinados durante la deportación desde la estación de tren de Miączyn, donde los judíos de Grabowiec fueron cargados en un tren a Sobibór.

Yahad In Unum
Katheryna, miembro del equipo de Yahad, toma las coordenadas GPS del sitio de entierro con varias fosas comunes de víctimas judías en Grabowiec, Foto: Piotr Malec, Yahad-In Unum

Aquellos que intentaron escaparse de los trenes a menudo morían a lo largo de las vías. En muchos casos, sus cuerpos fueron enterrados en el lugar por la población local.

La etapa final de la Operación Reinhardt tomó el nombre de Operación Festival de la Cosecha o Aktion Erntefest y se refiere a la ejecución masiva de los últimos judíos del Distrito de Lublin del Gobierno General. La decisión fue motivada por actos de resistencia activa por parte de los judíos: levantamientos en los guetos de Varsovia y Bialystok, y revueltas en los campos de exterminio de Treblinka (2 de agosto) y Sobibor (14 de octubre).

Durante la misión de investigación número 44, el equipo de Yahad quería registrar testigos en Dorohucza, un pequeño pueblo donde se encontraba una rama del campo de trabajos forzados de Trawniki (el campo de Trawniki ya formaba parte de una investigación en 2011).

El subcampo en Dorohucza estaba ubicado a unos 5 km al noreste de Trawniki, en el río Wieprz. El campamento constaba de tres barracones de casi el mismo tamaño, dispuestos en forma de U. Los campos de turba donde trabajaban los presos judíos estaban al otro lado del río. El campo comenzó a funcionar a principios de marzo de 1943. Su capacidad era de unos 500 judíos. Según los registros, alrededor del 50% eran holandeses, el resto procedía de Polonia.

El equipo de Yahad se reunió allí con María, 1933, y Krystyna, 1931, y ambas mujeres recordaron el alambre de púas que rodeaba el campo y los judíos amontonados en el interior. Al igual que muchos lugareños, las dos mujeres también se acercaron lo más posible al campamento cuando los guardias ucranianos no miraban. Muchos lugareños intentaron dar algo de pan para comer, o mejor dicho, cambiarlo por algo.”Al final, les dispararon a todos, a todos los judíos. Pudimos escuchar el disparo ese día. Los enterraron allí también, y luego, poco después, los alemanes vinieron a quemar los cuerpos. Se podía oler un hedor terrible. Allí ahora no hay nada”, cuenta María.

Yahad In Unum
María durante la entrevista. Foto: Paweł Szupiluk, Yahad In Unum

Pudimos escuchar el disparo. Los enterraron allí y luego los alemanes vinieron a quemar los cuerpos. Se podía oler un hedor terrible. Allí ahora no hay nada.

Todavía se necesita más investigación para completar las historias relacionadas con el destino de los judíos que en 1942 fueron trasladados al gueto de Grabowiec. Uno de ellos fue Icchak de Werbkowice, quien justo antes de la deportación logró enviar un telegrama a Henoch Gutman en el gueto de Varsovia y relató las duras condiciones y el temor al peligro inmediato. El documento se encontró en el Archivo Ringelblum y hoy se conserva en el Instituto Histórico Judío de Varsovia.

Al equipo de Yahad le gustaría documentar lo que sucedió en la pequeña ciudad de Werbkowice, que se encuentra a unos 20 km al este de Grabowiec ya unos 20 km de la actual frontera con Ucrania. Hay información en los archivos de que allí existió un campo de trabajo, y en 1942 un grupo de judíos fue fusilado y enterrado en el lugar. Nuestros investigadores, que llegaron al pueblo a principios de diciembre, se encontraron allí con Zofia, nacida en 1927, que aún recuerda estos hechos. Desafortunadamente, el equipo no pudo entrevistarla de inmediato.

“Lo siento pero ahora no es posible la entrevista, pero te invito a que vengas en primavera. Te cuento todo lo que recuerdo. Qué bueno que a alguien le interese lo que pasó aquí”, explicó, y al final agregó: “Te estaré esperando”.

Llegar a los últimos testigos del Holocausto es una carrera contrarreloj. Todavía hay lugares de enterramiento de víctimas judías que no se han encontrado ni marcado, y todavía hay testigos que pueden compartir sus relatos de los eventos que presenciaron durante estos tiempos tan oscuros. En 2023, Yahad-In Unum planea organizar seis viajes de investigación ya que la investigación sobre el Holocausto por balas aún está en curso.

Yahad In Unum
Familia Tenenbaum de Grabowiec. Fila inferior de izquierda a derecha: Itzhak o Haim, Hava, Simha, primero a la derecha Ben Zion Tenenbaum (sobrevivió). Fuente: Yad Vashem

¿Cómo podemos ser santos?

Nuestra lectura de esta semana tiene un nombre muy especial y un dicho muy fuerte: “Sed santos”.
Ser santo es bonito, pero entender qué es un santo no sólo es bonito sino muy necesario.

Sigue leyendo»
Etgar Keret

Señales de vida

Cierra los ojos e intenta detener el enfado. Intenta parar la rabia hacia todos aquellos tan merecedores de la santa rabia que arde en ti

Sigue leyendo»

2 Responses

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

MAROM CONNECT
Espacio Cultural Judío en España

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad