Voluntariado en Israel desde España con amor

sar-el_espana

¿Quieres hacer voluntariado en Israel?

Sar-el es el único programa de voluntariado civil en Israel en bases militares de las FDI y está funcionando en más de 30 países. Su objetivo es crear una red internacional de voluntarios en Israel para apoyar a las FDI en los trabajos logísticos y también creando una experiencia de voluntariado única que fomente nuevas amistades y cree un intercambio cultural entre Israel y el país de origen de los voluntarios. Desde su inicio en 1982 y hasta finales de 2018, el proyecto de voluntariado de Sar-El ha atraído a más de 250,000 voluntarios, de los cuales muchos han hecho «Aliyah» y se han convertido en ciudadanos israelíes.

En 2009, se fundó Sar-el España, una iniciativa de Baruj Hernández González y Verónica Peinado Ricardo.

Voluntariado en Israel con Sar-el España
Verano 2019, Sar-el España

¿Cómo llegasteis a ser involucrados en Sar-el y cómo surgió la necesidad de crear Sar-el España, un programa de voluntariado en Israel para españoles e hispano-hablantes?

Verónica: Baruj y yo nos conocimos en un viaje a Israel en 2005 y nos hicimos muy buenos amigos, quedando en contacto por una necesidad muy grande de acercamiento al pueblo de Israel y también compartimos una necesidad sionista de defender al estado de Israel sin miedo. A finales de 2008, Baruj se pone en contacto conmigo y me dice que hay una conocida suya, que le estaba hablando de un programa de voluntariado en el cual podíamos tener la oportunidad de ir a una base militar y vivir la experiencia como soldados. Para mí, significó que finalmente podría ayudar a Israel de una manera real. Nos explican de qué se trata, que es un programa de tres semanas, y no sé bien cómo lo logra, pero Baruj crea un grupo de 9 personas y así fue mi primera experiencia con Sar-el. 

Baruj, fundador de Sar-el España
Baruj, fundador de Sar-el España

En este primer viaje, no hubo representación española formalmente, pero ya habían ido varios voluntarios españoles. Ese mismo año, las madrijot que llevaban nuestro grupo, le preguntaron a Baruj si quería ser el representante para España. Con el tema del idioma, teníamos un handicap, porque no hablamos bien hebreo y Baruj no habla inglés. Pero, yo le dije que le ayudaría en todo en lo que podía y nos comunicamos en inglés. Me encargué de la parte administrativa, papeleo, contactos, traducciones de los documentos que necesitaban los voluntarios y que había que traducirlos al español. Y así fue que empezó.

Voluntariado en Israel Sar-el España

Baruj: Y el siguiente año, 2010, ya salió el primer equipo de voluntarios desde Sar-el España. En el primer programa éramos 9 de España y se unió el grupo de América latina, así que éramos un grupo enorme de unas 23 personas, la mayoría españolas.

Verónica: Ya hay en el 2010 una representación formal de España. Y en ese grupo que se formó ni siquiera nos conocíamos. Ahora sí, somos todos amigos, pero no nos conocíamos. Hay mucha gente que se fue voluntaria que ni siquiera era judía y se convirtió en el proceso de viajar a Israel y de vivir la experiencia con Sar-el. Es el sueño israeli para muchos, luego ya pisas en tierra y ves las cosas de otra manera.

Voluntariado en Israel desde España

Entonces, muchos de los voluntarios a Israel no son judíos, es sorprendente, ¿no?

Baruj: Es un programa abierto a cualquier persona que cumpla las normas que hay.

¿Qué programas de voluntariado a Israel ofrece Sar-el España?

Baruj: Hay 2 programas al año, uno en verano y uno en invierno. La próxima salida es el domingo 5 de marzo hasta el jueves 23 de marzo.

En el grupo que va a salir ahora para hacer voluntariado en Israel con Sar-el, ¿la mayoría es también española?

Hay algunos de Colombia, Chile y Ecuador, pero sí, el resto más grande es de España. A esta altura, tenemos ya formado un grupo de 22.

¿Cómo es el proceso de selección de los aplicantes para voluntariado en Israel con Sar-el?

Verónica: Ha ido cambiando un poquito, aunque sigue en la misma línea que viene desde Israel. Contactan con nosotros vía email y si tenemos la oportunidad físicamente para quedar con esa persona, lo hacemos. Ahora que tenemos la tecnología, se puede hacer también online. Pero, siempre hemos intentado quedar presencialmente, sobre todo en casos en que venía gente más joven y los padres querían explicaciones más detalladas. Por ejemplo, si el voluntario acababa de cumplir 18 años, los padres preferían que se fuera con el grupo de adultos y no de jóvenes para llevar mejor un control.

Luego, se pide cierta documentación que se envía a Israel. Se comprueba que no haya viajado la persona a países que están en controversia con Israel y que no haya algo preocupante acerca de esa persona, que no haya tenido problemas legales por ejemplo. Se pide mucho papeleo, seguros médicos de viaje, también si tienes alguna enfermedad, si tomas alguna medicación, porque en las bases hay médicos pero no hay hospitales y tienen que tener un poco de control sobre lo que pueda ocurrir.

Cuando Sar-el Israel te da el visto bueno, puedes comprar el vuelo y solo queda esperar a que llegue el día.

Desde su inicio y hasta hoy en día, ¿cuántos voluntarios han participado en los programas de Sar-el España?

Verónica: Desde el 2010, podemos decir que por lo menos 400 voluntarios españoles. Y claro, tuvimos 2 años de pandemia en que no se organizó nada.

Voluntariado en Israel Sar-el España

Baruj: Este verano, cuando se organizó el primer programa después de la pandemia, había tanta gente que las autoridades de Israel nos dijeron que deberíamos dividir el grupo. 13 estábamos en una base, y 14 o 15 en otra base. Para que haya trabajo para 40 voluntarios, entonces tendría que ser una macro-base. Para unos 15 si que hay trabajo y por eso tuvimos que dividir el grupo.

Para mí, significó que finalmente podría ayudar a Israel de una manera real.

Cuéntanos un poco sobre la edad de los participantes. ¿Hay más voluntarios jóvenes, de media edad? ¿Hay programas separados por edades?

Verónica: Si, hay 2 grupos, está el Youth group, de 17-18 hasta 28 años. Es un programa diferente al de los adultos porque preparan muchísimas más actividades encaradas a la gente joven, para dar a conocer más la cultura, preparan cosas más llamativas, excursiones. 

En el programa de adultos, se trabaja en la base de domingo a jueves y luego en el fin de semana se busca un poco la vida, se va a un hotel. Siempre intentamos ir todo el grupo a un hostel, en Jerusalén por ejemplo y preparamos nuestras propias actividades.

Los jóvenes se quedan todos en un hotel, entra todo en el precio. Ellos pagan un precio un poco mayor, pero es porque entra la estancia también fuera de la base, excursiones, actividades.

Voluntariado en Israel, revisión división de tanques
Voluntariado en Israel, revisión división de tanques

¿Cómo es un día típico de un voluntario Sar-el en la base?

Verónica: Durante el día de trabajo puedes estar pintando, limpiando, con radios, poniendo cascos, según la base, el trabajo sería dedicado a lo que ellos necesiten. Desayunan, se iza la bandera, cantando la Hatikva, empiezan a trabajar, a las 12 se van a comer, después de comer vuelven al trabajo y a media tarde a las 4 – 5 se para el trabajo y todo el mundo se vuelve a sus habitaciones, a las 6 están cenando y luego los jóvenes tienen actividades con las madrijot. 

Clase de Krav Maga
Clase de Krav Maga

¿En qué se diferencian las actividades del Youth Group?

Verónica: Las actividades están encaradas a nivel cultural y también para conocer un poquito cómo funcionan las bases militares. A lo mejor, te viene un soldado y te hace una demostración de montaje y desmontaje de un arma, todo eso llama mucho, pero no solo a los jóvenes, a los mayores también. La tipología de las actividades en la base es la misma, pero no perdamos la idea de que allí son todos niños. Hay gente de 18, 19, 20. Muchas veces conoces al capitán no sé qué y a lo mejor tiene 25 años. Entonces, se enfoca a que el grupo de voluntarios jóvenes vivan un poco más de cerca la experiencia con los soldados, ya que tienen edades tan parecidas. La hora de comer, izar bandera, todo se hace junto con los soldados. La idea es que tu te sientas uno más.

A partir del fin de semana es donde se centra más el tema de las distintas actividades. Los jóvenes  van a diferentes ciudades, te enseñan un poco la vida real en el país, para quitar un poco esas imágenes que salen por la tele de cómo es Israel y que no es nada así. Tu ves ciudades vivas, te vas a Tel Aviv y estás en la playa, gente joven, gente super abierta, no es lo que te muestran en la tele de los radicales, no tiene nada que ver. 

En la Tumba de Ruth la Moabita
En la Tumba de Ruth la Moabita

El propósito es que veas otra visión de Israel que no es la que te quieren mostrar los medios. Hay excursiones como ir en camello, ir al Mar Muerto, a Ein-Gedi, que es un parque natural increíble. Estás en un paisaje completamente muerto, con montañas rocosas, y conforme te vas adentrando, hay cascadas de agua, manantiales, todo verde, que no te lo imaginarías nunca. Se trata de sacar las sorpresas que tiene la tierra y que la gente no conoce.  

El propósito es que veas otra visión de Israel que no es la que te quieren mostrar los medios. (...) Tu ves ciudades vivas, te vas a Tel Aviv y estás en la playa, gente joven, gente super abierta, no es lo que te muestran en la tele de los radicales, no tiene nada que ver. (...) Se trata de sacar las sorpresas que tiene la tierra y que la gente no conoce.

También te pueden llevar a centros, y asociaciones para ir conociendo el trabajo que están haciendo con gente con necesidad, o a zonas más complicadas que están cerca de la frontera de Gaza, mostrarte cómo vive la gente. Porque por la tele sale un montón como Israel ataca a Gaza, como sufren los niños y a ti te duele muchísimo porque ese sufrimiento no lo quieres para ningún niño. Pero el sufrimiento de Israel no se oye. En Israel, el sufrimiento se lleva por dentro, no oirás a ninguna familia hablarte de eso. Entonces, por primera vez puedes hablar con esas familias y que te cuenten como es la vida para los niños israelíes: nuestros niños, por mucho que los protejamos, psicológicamente todos tienen problemas. No quieren salir a la calle, viven con miedo, se hacen pipi en la cama ya mayores. 

Creo que eso es bueno conocerlo y saber de la realidad del país, conocerlo todo, lo bueno y lo malo.

Pero el sufrimiento de Israel no se oye. En Israel, el sufrimiento se lleva por dentro, no oirás a ninguna familia hablarte de eso.

Los voluntarios a Israel vienen de backgrounds distintos, algunos religiosos, otros no. ¿Qué los mueve a todos y en qué coinciden?

Verónica: Hay una parte muy grande de gente religiosa que no es judía, hay muchos cristianos que les mueve ir a la tierra de Israel, por ser la Tierra de la Biblia, sobre todo gente evangélica y son fieles, buenos trabajadores. La otra parte es gente que no es religiosa, pero que siente curiosidad y admiración por Israel por su situación  única en el Medio Oriente y por todo lo bueno que Israel aporta a nivel internacional, y quieren conocer más el país y sobre todo conocer al “mejor ejercito del mundo” …. esta es su frase.

Baruj: Igual vienen guardias civiles, militares, abogados, o sea, toda clase de persona y de estatus.

Uno de los propósitos de Sar-el es aumentar la identidad judía dentro de los adolescentes y adultos jóvenes de la Diáspora y alentar su voluntad de venir a Israel y ser voluntario. ¿Cómo se adaptan los jóvenes a la vida dura en la base militar?

Baruj: Se adaptan desde el primer día y lo hacen encantados. Nosotros nos quedamos perplejos. No hace falta ni llamarlos, son los primeros en ponerse en pie. 

Verónica: Los jóvenes se adaptan a todo y cuando están con otros jóvenes lo disfrutan mucho más. Ellos acaban interaccionando mucho, aunque no se entiendan, con la gente joven de las bases, los soldados, que es lo que a ellos los atrae. 

Voluntariado en Israel

Se crean lazos muy fuertes entre los voluntarios a Israel, ¿no?

Baruj: Nosotros nos extrañamos mucho porque se crea un ambiente tan bueno, que no solo hay amistades, sino que salen novios también y se casan. El 99,99% de los voluntarios cuando el programa acaba, me dice: Baruj, cuenta conmigo para el próximo. Hay un guardia civil que hace siempre los dos programas, el de verano y el de invierno.

¿Nos podéis contar algunas historias personales o acontecimientos curiosos?

Verónica: Coger a los chicos de la base y crear un grupo de atletismo para salir a correr y luego se te juntaban soldados. Muchas veces nos paraban porque no se podía correr en las afueras de la base y nos reñían un poco. U otra experiencia propia: me llevé un piedrazo en la cabeza.

Baruj: Es que te fuiste a un barrio al que no deberías haberte ido.

Verónica: Ya, es que nos llevaste a la zona árabe para pasear. Venga,  venga que te lo enseño todo. Nos mete en la zona árabe y un árabe intentando vendiendo cosas: cristiana, cristiana, quieres comprar cruz, rosario. Al final le digo: que no soy cristiana y no quiero comprar nada, déjame. Y él sacándome las crucecitas. Qué no soy cristiana, le repito y me voy toda chula cuando de repente noto un golpe en la cabeza. Me había tirado una pedrada.

Baruj: En el programa de voluntariado a Israel en invierno, cogemos siempre Purim, y allí si es una gran fiesta, espectacular. La gente toda disfrazada, las madrijot nos pintan a todos, nos lo pasamos tan bien.

Purim con Sar-el España
Purim con Sar-el España

 ¿Son suficientes los 2 programas de habla española anuales para el número de los voluntarios a Israel?

Baruj: De momento si, nos vamos a quedar en dos. Pero si hay personas que en nuestras fechas no pueden venir, y si tienen un inglés medio – alto, siempre pueden participar en los programas de habla inglesa, que se hacen todo el año. 

Baruj y Verónica, muchas gracias por vuestro tiempo y muchas gracias por vuestra gran labor. Y, quién sabe, ¡Le’Shana Haba’ah B’Yerushalayim!

La otra parte es gente que no es religiosa, pero que siente curiosidad y admiración por Israel por su situación  única en el Medio Oriente y por todo lo bueno que Israel aporta a nivel internacional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

MAROM CONNECT
Espacio Cultural Judío en España

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad